oaweb.com.ar


Involucran a Jair Bolsonaro en el asesinato de una concejala.

El presidente de Brasil Jair Bolsonaro quedó implicado en la investigación sobre el crimen de la concejala de Río de Janeiro Marielle Franco, asesinada a balazos en marzo de 2018, según la prensa brasileña. Bolsonaro, en tanto, negó cualquier tipo de vinculación con el asesinato a través de un video en el que se lo ve muy exaltado y en el que también insulta a la cadena de televisión Globo, que difundió la noticia.


Según Globo, uno de los presuntos asesinos, el expolicía militar Élcio Queiroz entró en el barrio cerrado de Río de Janeiro donde tiene una residencia el presidente, alegando que iba a visitar al entonces diputado.

El portero de la urbanización llamó a la casa número 58, y según la versión que dio a la Policía, alguien que se identificó como "don Jair" autorizó la entrada de Élcio al lugar.

El portero anotó en el registro del libro de visitantes su nombre y la patente del coche, pero después, a través de las cámaras de seguridad vio que el visitante no se digirió a la casa del presidente, sino a la número 66, donde vivía Ronnie Lessa, el acusado de disparar contra Marielle.

Ese mismo día, los dos sospechosos fueron juntos al centro de Río de Janeiro y mataron a la joven política defensora de las minorías y los derechos humanos de varios disparos en la cabeza.

De acuerdo con la investigación, Queiroz conducía el vehículo y Lessa disparó.

En el ataque también murió Anderson Gomes, el conductor del vehículo en el que viajaba la concejala.

A pesar de la versión del portero y de que la entrada de Queiroz quedó en el libro de visitas, lo cierto es que Bolsonaro ese día no estaba en su casa de Río de Janeiro, sino que estaba en Brasilia, según consta en el registro de asistencia de la Cámara de Diputados.

La Policía trabaja ahora para saber con quién habló realmente el portero ese día y quién estaba en la casa del presidente.

La noticia sacudió a todo Brasil.

La familia de Marielle Franco y políticos de la oposición se apresuraron en calificar como gravísimas estas nuevas revelaciones.

La simple mención a Bolsonaro podría llevar el caso a manos del Tribunal Supremo Federal, y en última instancia, si se comprueba el vínculo del presidente con el crimen, habría base para un impeachment .

Tras la difusión de la noticia, Bolsonaro, quien se encuentra en Arabia Saudita, publicó un video de 23 minutos repleto de descalificaciones e insultos en el que cargó contra Globo y contra el gobernador de Río de Janeiro, Wilson Witzel, a quien acusó de filtrar la causa que permanece bajo secreto de sumario.

"Paren de traicionar Brasil, quieren acabar con Brasil", clamó el presidente ultraderechista en el video.

"O el portero mintió o indujeron al portero a un cometer falso testimonio o escribieron algo en la investigación que el portero no leyó y firmó. ¿Cuál es la intención? Siempre la misma; todo el tiempo están encima de mi familia, de mis hijos y de quien está próximo a mí", resaltó Bolsonaro, enfurecido, según señaló la agencia de noticias EFE.

Bolsonaro denunció que quieren "destruirlo" y sugirió que la cadena Globo, a la que tildó de "canalla", está creando una narrativa para "apartarlo" del cargo.

Ministro pide investigar a testigo
El ministro de Justicia de Brasil, el ex juez Sérgio Moro, lanzó ayer un contraataque desde el Poder Ejecutivo y pidió a la fiscalía investigar la veracidad de un testigo que vinculó al presidente Jair Bolsonaro con uno de los asesinos de la concejal Marielle Franco, un escándalo que abrió una severa crisis en el gobierno.
A pedido de Bolsonaro, Moro le pidió al fiscal general, Augusto Aras, investigar al testigo, un portero del barrio cerrado donde vive el presidente, por “inconsistencias y contradicciones” porque pueden ser producto de delitos como obstrucción a la Justicia, falso testimonio o denuncia calumniosa.
Moro dijo que el testigo puede haberse equivocado o haber sido inducido al error y por lo tanto debe ser posible que lo escuche la Policía Federal, que depende del gobierno nacional y no de la policía civil de Río de Janeiro.
Globo obtuvo detalles de la investigación, en la que se dice que el portero del barrio cerrado en el que Bolsonaro tiene residencia declaró que, el 14 de marzo de 2018, horas antes del crimen, el expolicía Élcio Queiroz, acusado de conducir el automóvil desde el que luego se disparó contra Franco, se presentó en el lugar.
Elcio Queiroz, según el portero, dijo que se dirigía a la casa de Bolsonaro.


 (oaweb.com.ar)



Otros Ambitos WEB
E-mail:contacto@otrosambitosweb.com.ar
Rosario - Santa Fe
Argentina

NAVEGACION

REDES SOCIALES


Diseño sitios WEB
Copyright ©2019 todos los derechos reservados
Diseño Web Grandi y Asociados