La media sanción a los cambios en Ganancias desembarca en el Senado

El Senado nacional se apresta a comenzar a debatir el martes próximo la media sanción que, con el apoyo de todos los bloques políticos y al cabo de una maratónica sesión de más de 20 horas, la Cámara baja le otorgó hoy al proyecto que modifica el mínimo no imponible de Ganancias, elevando el piso a 150 mil pesos brutos.

En ese sentido, la vicejefa de Gabinete nacional, Cecilia Todesca Bocco, afirmó que la iniciativa “permitirá generar un nuevo impulso sobre la demanda producto del aumento en los ingresos de bolsillo que tendrán las y los trabajadores que dejarán de pagar Ganancias”.

Según estimaciones oficiales, los cambios en el gravamen permitirá que 1.267.000 trabajadores y jubilados dejen de estar alcanzados por el tributo. Rosario encabeza la lista de departamentos santafesinos con mayor número de personas que no pagarían Ganancias: 41.965 (62,4 por ciento del total de comprovincianos alcanzados por la iniciativa).

El proyecto oficial fue aprobado —cerca de las 8— en Diputados con 241 votos positivos, ninguno en contra y apenas tres abstenciones. Y ya fue girado al Senado.

Las abstenciones fueron del macrista Luciano Laspina (Santa Fe), del radical Facundo Suárez Lastra y de la legisladora de la Coalición Cívica (CC) Mónica Frade, todos de Juntos por el Cambio (JxC).

A full
Solamente el debate de Ganancias consumió ocho horas y contó con la presencia del ministro de Economía nacional, Martín Guzmán, desde una de las bandejas laterales al estrado.

Antes se habían aprobado los cambios en el régimen de monotributo, además de la ley de educación ambiental, la ley de dopaje deportivo y la declaración de Cushamen, en Chubut, como zona de desastre y emergencia ambiental y económica.

El primer orador en el debate de Ganancias fue el titular de la comisión de Presupuesto y Hacienda, Carlos Heller, quien recordó que durante el macrismo se pasó de 10 a 25 por ciento de asalariados alcanzados por el impuesto. “Es decir: uno de cada cuatro trabajadores”, destacó.

Afirmó también que, con la aprobación de la ley, “sólo 7 por ciento de los trabajadores y las trabajadoras quedarían alcanzados” por el impuesto. Y precisó que aquellos que ganen entre 150 mil y 173 mil pesos “tendrán un tratamiento especial a través de una fórmula para evitar un salto brusco en la tributación”.

Laspina, vicepresidente de la comisión de Presupuesto, dijo que “por supuesto la clase media necesita un alivio”, pero consideró que el principal problema es que el Ejecutivo “subió impuestos a diestra y siniestra”, por ejemplo con Ingresos Brutos. Aunque aclaró que está “a favor de pagar menos” por Ganancias.

A su turno, la titular de la comisión de Legislación del Trabajo, Vanesa Siley, recordó que en 2015 el macrismo hizo campaña electoral con la eliminación del impuesto y, cuando llegó al gobierno, terminó “multiplicando por dos la cantidad de trabajadores y jubilados que tributan Ganancias”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *