Hay atrasos de más de un año para renovar la licencia de conducir

A un año y medio del comienzo de la pandemia conseguir un turno para renovar un carné de conducir sigue siendo un problema. Al menos así lo advierten los conductores que deberían haber tramitado una nueva licencia hace 18 meses. Desde la Agencia Provincial de Seguridad Vial dispusieron una nueva prórroga para el vencimiento de los carnés y reconocieron que “el mayor problema se da en los grandes centros urbanos”. De todas formas, recordaron que con las licencias prorrogadas se puede circular por todo el país y tampoco existen inconvenientes con la cobertura de las compañías aseguradoras.

Ahora, los carnés que expiren desde agosto y hasta sin de año tendrán seis meses más de vigencia. De todas formas, de acuerdo a distintos testimonios recogidos por este diario, los atrasos para la renovación del carné vienen de mucho antes.

“Es que conseguir turnos es casi imposible”, aseguró Cintia. Su licencia se venció en abril del año pasado, en plena pandemia, y recién en octubre del 2020 pudo sacar el turno a través de la página web del municipio que le permitió completar el trámite en noviembre.

El carné de Marcelo se venció el pasado 30 de enero. Unos días antes de que eso sucediera empezó las gestiones para la renovación. “Pero sólo me permitieron llegar a pagar las multas que tenía en el auto. Una vez que me dieron el libre deuda, me dijeron que en los próximos diez días me iban a comunicar el turno para terminar el trámite”, contó. Eso nunca pasó. Llamó, preguntó, se quejó por las redes sociales. Le dijeron que los turnos se habilitan todos los lunes a las 8 de la mañana. Desde entonces tiene una alarma en el celular que le recuerda probar suerte. “Sigo participando”, se quejó.

Antes de la pandemia en la ciudad se realizaban unos 450 trámites de renovación del carné de conducir por día. Este diario consultó cuántos trámites se están realizando actualmente y no encontró respuesta. Desde el municipio explicaron que el cuello de botella se registra en la renovación de los permisos para la conducción de vehículos particulares.

Habilitados
El director de la Agencia Provincial de Seguridad Vial (APSV), Osvaldo Aymo, aclaró que la prórroga de las licencias “habilita a seguir circulando” y explicó que la renovación depende de cada uno de los centros emisores de los municipios y comunas, por lo cual desde el área no existe una estimación del volumen de turnos atrasados que existe en las distintas localidades.

“El mayor problema son seguramente los grandes centros urbanos donde el volumen de trámites es mayor”, consideró el funcionario y advirtió que la acumulación de trámites esta relacionada con la necesidad de respetar los protocolos para evitar contagios de Covid dentro de las oficinas donde se gestiona la renovación del carné.

La mayor preocupación de quienes tienen que renovar su licencia de conducir es qué pasa cuando se conduce en otras provincias o si, en el caso de un siniestro, pueden tener problemas con la cobertura del seguro.

“Todo esto está respaldado por las resoluciones de la APSV, que es el órgano rector de la emisión de licencias”, sostuvo Aymo y recomendó que en el caso de otras jurisdicciones “los conductores no tienen que hacerse problema, si les hacen un acta de infracción no hay que preocuparse porque la multa se cae sola”.

Indicó que las medidas se consensúan en el Consejo Federal de Seguridad Vial. “Está pasando lo mismo en todas las provincias, no existe posibilidad de sufrir infracciones”, sostuvo. De todas formas, pidió a los conductores empezar a buscar turnos con anticipación a la fecha del vencimiento de las prórrogas. “No tienen que esperar al último momento porque, obviamente se van a producir cuellos de botella en la atención”, señaló.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *