“Ayer estaba destrozada, pero ahora estoy muy tranquila”, reveló la madre del nene trasplantado

“Estoy supercontenta con los médicos y la familia del donante porque era una situación muy complicada y le salvaron la vida a mi hijo”, dijo Roxana.

“Ayer estaba destrozada, pero ahora estoy muy tranquila”, dijo en medio de un profundo llando de alivio y emoción Roxana, la mamá del nene de 8 años que tuvo que ser trasplantado de urgencia en el Sanatorio de Niños por una hepatitis fulminante. Si bien la intervención quirúrgica resultó exitosa, el equipo médico mantiene un prudente optimismo ante un caso de extrema gravedad, puesto que aún resta aguardar la evolución dentro de las próximas 24 horas. Sin embargo, el factor emotivo juega un rol primordial y su mamá ya quiere llevarlo a su casa.

“Estoy supercontenta con los médicos y la familia del donante porque era una situación muy complicada y le salvaron la vida a mi nene”, dijo en declaraciones a LT8, Roxana, para agregar con cierto alivio: “Ayer estaba destrozada, pero ahora estoy muy tranquila”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.