La Corte Suprema envió desde Rosario un fuerte mensaje al Gobierno: alarma por el avance del narcotráfico y una foto de unidad

El presidente de la Corte Suprema de Justicia de la Nación y del Consejo de la Magistratura, Horacio Rosatti, fue el primero en hablar en el Encuentro de Jueces Federales que se realizó ayer en Rosario, una de las zonas más afectadas por el narcotráfico pero no la única. Rosatti abrió su exposición y pidió un minuto de silencio por el fiscal paraguayo Marcelo Pecci, quien investigaba narcotráfico en Paraguay y fue asesinado en Colombia.

El silencio recordó que para la realización del Encuentro Solidario con la justicia rosarina, se cortó el tránsito en cercanías de la Facultad de Derecho de la Universidad Nacional de Rosario donde se realizó la reunión organizada por la Asociación de Jueces y Juezas Federales (AJUFE). Decenas de efectivos de la Policía Federal junto con otros tantos de la Policía de Santa Fe fueron afectados a un enorme operativo de seguridad. Es que horas antes de que se realizara el encuentro, habían circulado por redes sociales advertencias de posibles balaceras -algo habitual en Rosario- en la zona cercana a la Facultad de Derecho. Nada de eso sucedió. Pero la invocación por parte de Rosatti del fiscal Pecci dio pie a la inclusión de la palabra miedo en los discursos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.