Perotti y Pullaro fueron a EEUU a mostrarse como los grandes contendientes del 2023.

Por: Darío H. Schueri – Desde Santa Fe

Desde la mítica revista Mecánica Popular, vanguardista en la difusión de los avances científicos tecnológicos de mediados del siglo XX, EEUU siempre fue el imaginario de progreso, bienestar y ejemplo institucional. Nueva York suele definirse como “la capital del mundo” político y financiero. Hacia allí viajó el Gobernador Omar Perotti junto a su ministro de Economía Walter Agosto para “vender” Santa Fe y participar de un seminario de formación política. En Washington y Miami, el radical Maximiliano Pullaro se presentó ante organismos financieros y de seguridad como un competitivo precandidato a Gobernador.

El economista Emmanuel Alvares Agis, quien formó parte de la última gestión de Cristina Fernández de Kirchner, disertó en el segundo coloquio de ADER en esta capital, y ni el más avezado trapecista del Cirque du Soleil hizo tanto equilibrio en las alturas – y sin red – para terminar dejando la sensación de que tarde o temprano la gestión de Sergio Massa puede terminar en un desastre; y le terminó dando la derecha – elípticamente- al “standapista” senador cordobés Luis Juez, quien desde el principio aseguró que Sergio Massa venía “a estirar la mecha de la bomba, aunque sea con los cordones de los zapatos, para que le explote al próximo gobierno no peronista”.
Agis coligió que Sergio Massa tenía un menú de opciones que marcan los manuales de economía para presentarle al Instituto Patria (ergo CFK) cuando fue puesto en funciones, del cual le tacharon “devaluación”; pero la viene haciendo en cuotas con la multiplicidad de dólares: “uno se pregunta si no sería conveniente devaluar”, acotó.

Elecciones 2023: ¿Quién será el candidato de Perotti?

La Ministra de Gobierno Celia Arena les dirá este miércoles a los Diputados – si Perotti la autoriza – que las elecciones generales tendrán lugar el primer domingo de setiembre del 2023 (de ahí para atrás, PASO en Julio y cierre de listas en mayo). Será cuando asista a la Cámara Baja para dar cuenta de las denunciadas irregularidades en pliegos de Jueces Comunitarios de las Pequeñas Causas.
Arena, junto con Daniel Costamagna, porque no Marcos Corach, y quizás Sonia Martorano del equipo de La Gris, entrenan para llegar al primer trimestre del 2023 en forma, a los fines de ser el elegido por Omar Perotti para representar a su gestión en el próximo turno electoral.
Quedaría el outsider Marcelo Lewandowski, que trota por su cuenta; mientras Roberto Mirabella presiente que será el candidato ungido por el Gobernador, quien indefectiblemente encabezará la lista de diputados de la dupla nominada.
La Casa Gris tiene sus encuestas (que no difieren mucho de algunas de la oposición), por lo cual perciben que si los contrarios dispersaren sus votos, las chances “del candidato del Gobernador” (quien fuere) estarían intactas.
De todos modos, ante la desgracia de no poder retener el Poder Ejecutivo, aspiran a manejar ambas Cámaras. Y aseguran, ante nuestras cavilaciones de hace una semana atrás, que definitivamente Omar Perotti presidirá la Cámara de Diputados (en caso de que el PJ lograre las constitucionales 28 bancas).
Es innegable que Perotti volcará durante el 2023 en obras y apalancamiento del sistema productivo miles de millones de pesos – ya lo viene haciendo- para despegar su gestión de la negativa impronta nacional; y como está convencido de que las elecciones ya están nacionalizadas, de nada serviría adelantarlas como hicieron sus antecesores Miguel Lifschitz y Antonio Bonfatti.
Arena, volviendo al miércoles, si no les da una fecha concreta a los diputados, les dirá que el Gobernador “no quiere una transición de seis meses como las anteriores”.

Pullaro paseó su impronta gubernamental por EEUU.

Si algo no se le puede reprochar a Maximiliano Pullaro es no tener ambición gubernamental, y una estrategia diseñada para lograrlo.
Dejó en claro su vocación de poder desde el día que le pidió al electo gobernador Miguel Lifschitz ser nada menos que su ministro de seguridad, renunciando a la “zona de confort” de continuar siendo diputado provincial; hasta la reciente gira por EEUU junto con sus espadas Felipe Michlig, Fabián Bastía y Silvana Di Stéfano, para entregar en el BID carpetas con desarrollos productivos y logísticos para financiar, pasando por la visita a la OEA, el BIRF y con expertos en seguridad y narcotráfico en Washington y Miami.
Sin contar los miles de kilómetros que lleva recorridos por toda la Provincia armando equipos de trabajo y punteros territoriales. “Solo me estaría faltando un contendiente interno, pero nadie me quiere enfrentar”, desafía en broma ante interlocutores de su confianza.

Antes de invitar a los vecinos. Primero ordenar la casa.

Si verdaderamente quiere que su figura no se encuentre difuminada por la niebla de la política, Maximiliano Pullaro deberá maniobrar para ordenar el estrepitoso frente interno en su convulso espacio “cambiemita”, donde a medida que pasa el tiempo (y muchos creen, erróneamente, que se acerca la época de definiciones) las ambiciones, los egos y las necesidades -todos elementos legítimos en la política, en la medida que no se desmadren- comienzan a generar nocivas ansiedades, que suelen promover lealtades sucesivas.
Su sector Neo-Evolución (y el radicalismo todo) sabe perfectamente que los restantes seis socios de Juntos por el Cambio, definitivamente no quieren que el socialismo forme parte de una nueva coalición ampliada; se lo dijeron explícitamente, y cada vez que pueden buscan evidencias que refuercen esa convicción. Ese es un tema al que Pullaro debería darle un corte más temprano que tarde.
El elemento más cercano que sus socios tienen para probar su teoría, fue la trifulca de hace diez días, cuando el “pullarismo” acusó abiertamente al socialismo de haber amañado con el gobierno no menos de ocho pliegos de Jueces Comunitarios de las Pequeñas Causas. “¿Cuándo se van a dar cuenta los Neo que con el socialismo no se puede ir a ninguna parte”?, refunfuñan en los pasillos los socios de Juntos por el Cambio.

Socialistas muy enojados: ¿asoma un nuevo frente?

El Partido de la Rosa, además de un severo documento (y de no perdonarles – a los Neo- lo que consideran “un ataque malicioso) les respondió a todos los que abrazan esa certeza (de haber pactado con el Poder Ejecutivo pliegos de Jueces Comunitarios) con una foto de unidad, donde aparecen los titulares nacional y provincial, Mónica Fein y Enrique Estévez.
Esta semana se rumoreaba en la legislatura sobre el encofrado que podría darle forma a un Frente Santafesino, integrado por el Partido Socialista, el PDP, y los intendentes de Santa Fe Emilio Jatón y Pablo Javkin de Rosario. El hermético PS no se hacía eco de tal chimento, pero tampoco lo desmintió. Se podría decir que lo ignoró.

Una nueva “foto que habla”.

Otra foto que habló por si sola – y quizás reforzó aquellos cuchicheos legislativos de los que dábamos cuenta – fue la panorámica tomada en el Palacio Vasallo después de la Jornada Pública de Análisis Presupuestario, donde legisladores nacionales, provinciales y concejales impulsan que se incorpore en Santa Fe el Plan Incluir + Seguridad y se inyecten 3.256 millones de pesos para inversiones en equipamiento y 2.450 millones de pesos para el Fondo de Obras Menores para Rosario y Santa Fe.
Allí estaban, entre muchos otros, Ariel Bermúdez de CREO (Javkin andaba por Nueva York participando del mismo seminario que Perotti), legisladores y dirigentes socialistas, Gabriel Real del PDP; también los radicales Julián Galdeano y Mario Barletta, Mónica Peralta del GEN, junto con Carolina Losada y Marcos Cleri.
Los dirigentes opositores pedirán al Congreso y la Casa Rosada actualizar el Fondo de Emergencia Social para los conurbanos de Rosario y Santa Fe, que se creen más juzgados y fiscalías federales en la ciudad y una mayor presencia de las fuerzas de seguridad.

El PRO desembarcó en Santa Fe.

Pasó por Rosario para presidir un encuentro federal de equipos técnicos Patricia Bullrich (“se parece a Pepita la Pistolera, anda a las patadas con todo”, la definió el periodista Ernesto Tenembaum, vía zoom, en el cierre del coloquio de ADER en esta capital, luego de aclarar que la conoce desde hace 30 años, dando a entender que lo dijo en tono irónico).
Bullrich junto a su prohijado (es su vicepresidente nacional además) Federico Angelini, fue visitada durante todo el día por parte de la Mesa provincial de Juntos por el Cambio. El pichettismo, el corralismo (dicen que solo pasaron a saludar), la Coalición Cívica, UNO entre otros, por las dudas dejaron testimonio de presencia. En política siempre hay que tener una foto a mano para decir “yo estuve ahí”, si el momento histórico lo ameritase.
Al día siguiente, de manera menos estridente, visitó Reconquista, Avellaneda y Rafaela el principal contendiente de Bullrich (hasta que Macri ponga – o no – las cosas en su lugar) Horacio Rodríguez Larreta. Y esta semana pasará por Venado Tuerto Facundo Manes acompañando el campamento de la juventud radical.
Santa Fe, tierra de promesas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.